Te Presento al Creador de Bitcoin

Bitcoin fue creado por Satoshi Nakamoto, (casi con certeza) un seudónimo que nadie ha logrado conectar de manera concluyente con una persona o grupo de personas reales hasta el día de hoy. Nakamoto desapareció de internet en 2011, dejando pocas pistas sobre quién podría ser. A lo largo de los años, muchas personas han afirmado públicamente ser Satoshi, pero ninguna ha respaldado esta afirmación con hechos irrefutables.

En un foro llamado de bitcointalk, Satoshi mencionó que comenzó a trabajar en Bitcoin en 2007, dos años antes de que se minara el primer bloque. El bloque Génesis, o el primer bloque en la cadena de bloques de Bitcoin, fue minado el 3 de enero de 2009. Nakamoto fue el minero del bloque Génesis, recibiendo los primeros 50 bitcoins puestos en circulación. Sin embargo, esta recompensa del primer bloque no se pudo gastar debido a una particularidad en la forma en que se expresa el bloque Génesis en el código. BitMEX Research ha publicado un análisis sobre los primeros días de la minería de Bitcoin y concluyó que «alguien» minó 700,000 monedas. Aunque muchos asumen que fue Satoshi, oficialmente sigue sin probarse.

Solo podemos imaginar la fama que recibiría Satoshi Nakamoto si su identidad llegara a la luz, sin mencionar las inmensas riquezas que podrían acumular (aunque parece que Satoshi no ha gastado ninguna de las monedas que supuestamente minó). Con el tiempo, ha habido muchas instancias de personas que afirman ser Satoshi y otras a las que se les ha atribuido esa afirmación.

Falsas Afirmaciones

Uno de los casos más conocidos de alguien que afirma ser Satoshi es el de Craig S. Wright, un académico australiano. Desde principios de 2015, Wright ha intentado varias veces proporcionar una demostración pública con pruebas irrefutables de que él era el inventor de Bitcoin, pero hasta el día de hoy no ha tenido éxito. De hecho, su «prueba» se ha demostrado que es falsa.

Dorian Nakamoto, un hombre en California, una vez fue públicamente asignado el título de creador de Bitcoin por un periodista de un periódico que notó varias similitudes entre los dos Nakamoto, siendo la más obvia su apellido. Sin embargo, esta afirmación fue rápidamente negada por el mismo Dorian y también fue desmentida.

Otra categoría de personas que ha llamado la atención en torno a la identidad desconocida de Satoshi son los criptógrafos y científicos de la computación. Hal Finney, un renombrado criptógrafo que fue la primera persona en recibir bitcoins de Satoshi Nakamoto, es uno de los sospechosos más famosos debido a su temprana participación. Durante menos de un año después de la creación de Bitcoin, Satoshi y Hal Finney intercambiaron varios mensajes en foros de discusión de Bitcoin, hablando sobre la tecnología y sus futuras implicaciones. Finney falleció a causa de la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) en 2014, lo que llevó a algunas especulaciones sobre el alcance de su participación en la primera moneda descentralizada del mundo. Nick Szabo es otro renombrado criptógrafo que creó Bit-Gold, una moneda digital inventada varios años antes que Bitcoin. El hecho de que no parezca haber estado directamente involucrado en la creación de Bitcoin, aunque su proyecto sea tan similar a este, ha llevado a algunas personas a especular que él también podría ser el creador de Bitcoin.

Porque Satoshi debe ser Anónimo

Satoshi Nakamoto, el creador de la primera moneda descentralizada del mundo, probablemente debe permanecer anónimo debido a la naturaleza de su creación. Al haber creado un protocolo sin ningún punto central de falla, Nakamoto pudo haber comprendido que mantener su anonimato podría eliminar el último punto central de falla que Bitcoin podría tener: su creador mismo. Eliminar la única identidad que podría estar asociada con el surgimiento de Bitcoin eliminaría cualquier rostro único que pudiera influir en la política, reglas o toma de decisiones en la comunidad de Bitcoin.

Quienquiera que sea Satoshi, es innegablemente un pinche genio de nuestra época. El protocolo de Bitcoin proporciona incentivos económicos en todos los lugares correctos, resultando en una solución excepcional al Problema de los Generales Bizantinos. Satoshi Nakamoto aplico conceptos de criptografía, matemáticas, teoría de juegos y economía para crear y diseñar de forma esplendida el primer activo digitalmente escaso en la historia de la humanidad, mejor conocido como Bitcoin.